Proyecto Explora elaborado por académicos pondrá a debatir científicamente a estudiantes de educación básica

Iniciativa nacida por un equipo multidisplinario de la USM propone a los establecimientos una métodología activa de aprendizaje, la cual pueden implementar para la enseñanza de asignaturas de ciencia

Como una forma efectiva y óptima de ligar el debate al área científica se conformó un equipo multidisciplinario de académicos, docentes y coordinadores de Debate de la Universidad, para trabajar en un texto guía, que enseñe debate científico a estudiante de Educación Básica, idea ganadora del XXIII Concurso Nacional de Proyectos Explora para elaboración de productos de productos de divulgación de las Ciencias y la Tecnología 2019-2020, perteneciente al Ministerio de Ciencia. Iniciativa que que se impartirá principalmente entre los establecimientos más vulnerables de la región.

La idea del proyecto nació por la inquietud que dos coordinadores y miembros fundadores de la Sociedad de Debate USM tenían por unir la disciplina del debate y la ciencia. Durante años se pensó que el debate podía estar únicamente asociado a las humanidades, siendo además una disciplina practicada mayoritariamente por estudiantes de carreras no ligadas a la ciencia. Sin embargo, “el debate no solo puede sino que se enriquece al ser aplicado en temáticas científicas, de manera que como una forma efectiva y óptima de ligar el debate al área científicia, se conformó un equipo multidisciplinario para trabajar en un texto guía que enseñe debate científico en estudiante de educación básica” señaló el Ingeniero Civil Industrial Gonzalo Carrasco, coordinador financiero del proyecto.

El equipo está compuesto por académicos y docentes del Departamento de Física, un investigador asociado del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental, los coordinadores de la Sociedad Debate de nuestra Universidad. Todos ellos elaboraron la iniciativa que se adjudicó el Proyecto Explora que tiene al Dr. Pedro Valencia, Bioquímico como director y al Dr. Iván Schmidt, Director del CCTVal como Asesor Científico.

Pero ¿de qué trata? En palabras de uno de los integrantes, el Ingeniero Civil, Carlos Fernández, coordinador logístico del proyecto, “trabajaremos con estudiantes de educación básica y profesores de ciencias naturales en un modelo llamado ‘debate cientifico’ el cual será implementado en el aula y contempla la creación de contenidos del producto guía ilustrada para el debate cientifico”, agregó.

El proyecto fue uno de los 30 adjudicados a nivel país y el único adjudicado por la Universidad. “Consiste en la creación de un manual llamado ‘guía ilustrada para el debate cientifico’ el cual contiene capítulos que permitirán enseñar la ciencia de una manera entretenida y a su vez fortaleciendo habilidades de orden superior, como es el pensamiento crítico y habilidades blandas” aseguró Fernández.

La importancia del proyecto, señaló el equipo, será el trabajo con estudiantes de establecimientos educacionales con alto índice de vulnerabilidad en varias provincias de la Región de Valparaiso, donde no solo se trabajará con los mismos establecimientos sino también se contempla la primera Feria Científica Escolar realizada por nuestra casa de estudios, donde tanto los establecimientos que pertenecen al proyecto, como otros que no, podrán participar y mostrar sus experimentos y proyectos desarrollados en clases o en talleres de ciencias.

“Nosotros le proponemos a los establecimientos una métodología activa de aprendizaje la cual pueden implementar para la enseñanza de asignaturas de ciencia, la cual otorga potentes herramientas para fortalecer la indagación científica y el involucramiento de los estudiantes en el proceso educativo. Además, el debate científico permitirá a los colegios realizar trabajo colaborativo en virtud de la percepción del debate como disciplina multidisciplinaria y que puede ser evaluada desde una perspectiva integral” contó Gonzalo Carrasco.

RECEPCIÓN Y CUARENTENA

Desde que comenzaron con la elaboración del proyecto, el año pasado, al día de hoy, la recepción de los colegios ha sido bastante buena. “Ya tenemos varias escuelas y colegios comprometidos, cuyos directores han recibido de muy buena manera nuestro proyecto, dado que propone una forma de trabajo de los contenidos del currículum nacional, en torno al debate de ideas y a la indagación científica” señaló la Gestora Cultural y encargada de Comunicaciones, Valentina Arévalo.
Pese al entusiasmo de todos sus colaboradores, el proyecto ha debido de adaptarse a un invitado de piedra, la pandemia por COVID19 que tiene las clases suspendidas a nivel nacional, por lo que el equipo ha debido adecuar su calendario.

“Durante los meses de cuarentena, dada la emergencia sanitaria, el trabajo con las escuelas y colegios ha sido más lento. Durante los primeros días de marzo pudimos visitar 1/3 de las escuelas y colegios comprometidos, en los que tuvimos una muy buena recepción del proyecto. Hemos mantenido contacto tanto con estas escuelas, como con las demás escuelas comprometidas –que debido a la cuarentena no pudimos visitar– y las hemos ido informando de los avances del proyecto. Durante estos meses, nuestro proyecto se enfocará principalmente en la crecaión de contenidos, edición y diseño de nuestra ‘Guía ilustrada para el debate científico’ aseguró Arévalo.

Una de las actividades de difusión más importante que tenía el proyecto debió ser postergada a raíz de la emergencia sanitaria. “Teníamos calendarizado durante el mes de mayo un primer Encuentro en torno al Debate Científico con las escuelas y colegios comprometidos. Este primer Encuentro, que deberá realizarse el segundo semestre, será la actividad que da inicio a la difusión de nuestro proyecto” concluyó Valentina.