A casi 2 meses del llamado “estallido social”, analizamos la participación del Departamento en conversatorios y cabildos.

Departamento de Física realizó dos conversatorios para analizar la actualidad social.

Estos se realizaron los días 4 y 5 de noviembre con participación de estudiantes, administrativos, investigadores y académicos.

En sintonía con el acontecer nacional que comenzó el pasado 18 de octubre respecto a diversas demandas sociales y que se han mantenido por 6 semanas, el Departamento de Física de la Universidad, convocó a dos conversatorios para analizar el momento por el cual está atravesando nuestro país, los cuales reunieron a más de 100 personas entre los días 4 y 5 de noviembre.

La iniciativa estuvo a cargo del Director de Departamento, don Claudio Dib y la Investigadora Valeria del Campo, mientras que los grupos estuvieron moderados por mesas de trabajo integradas por diversos funcionarios, académicos, investigadores y estudiantes.

“Las universidades son centros de pensamiento crítico, por lo que es fundamental que existan estos espacios. Se generan instancias de diálogo en que todos podemos expresarnos de igual forma, sin importar nuestra posición dentro de la universidad. Salen diagnósticos e ideas que contribuyen a mejorar la universidad y el país” señaló Valeria del Campo.

Respecto de la diferencias entre un conversatorio y otro, Del Campo señaló “el primero fue entre la gente que trabaja en el Departamento de Física, académicos, funcionarios, profesores part time e investigadores. El segundo además incluyó a estudiantes de pre y postgrado”.

Oscar Aravena, profesor del Departamento e integrante de las mesas de trabajo en ambos conversatorios destacó esta instancia “porque nos permitió dar a conocer nuestras distintas inquietudes y temores respecto al acontecer tanto nacional como institucional”.

Respecto a las conclusiones que se obtuvieron de estas reuniones, se levantaron dos actas, con los temas tratados, los cuales están en línea con las demandas civiles como cambio de la Constitución, derechos sociales, modelo económico.

Por ejemplo, entre las principales preocupaciones de los participantes figuraba el cansancio, la inseguridad y angustia respecto de cómo se está desarrollando el conflicto y que todo este movimiento pueda quedar en nada.

Del mismo modo, y también en el ámbito del conflicto a nivel país, los participantes se mostraron preocupados por el clima de violencia y que los abusos a los derechos humanos presenciados queden impunes una vez que se normalice todo.

Entre las posibles soluciones, los asistentes señalaron que nacionalizar los recursos naturales y ser más partícipes en los cambios que se requieren, como una nueva constitución y cambios al sistemas judicial para que, principalmente, las penas no dependan del estrato social económico al que se pertenezca, son puntos clave para solucionar esta crisis.

De la misma manera, también se cuestionaron el rol que ellos tengan hoy y a futuro, y puedan establecer una hoja de ruta como personas dedicadas a la ciencia y desde ese plano poder contribuir.

El trabajo realizado en conversatorios derivó en la realización de Cabildos USM en donde la comunidad se distribuyó en grupos de trabajo para establecer las principales conclusiones respecto al fenómeno social. Las interrogantes abordadas correspondieron a la clarificación de los motivos del estallido social, el rol de la universidad y estudiantes, y las demandas internas que se alinean con las demandas a nivel país.

Finalmente, se realizó una sesión plenaria en donde se expuso una muestra de los resultados, dando paso así a un nuevo ciclo en donde la USM ha organizado y dispuesto los espacios necesarios para una serie de foros y charlas en temas identificados como importantes de desarrollar para dar solución a las demandas sociales.